Recuerda: El destino pone personas en tu vida, pero tú eligen quien se queda y quien se va. No des segundas oportunidades cuando hay personas que desearían que les des la primera. Valórate, quiérete y no mendigues ni ruegues amor, el amor simplemente se tiene, se siente y se da.

No hay comentarios:

Publicar un comentario