A veces siento que me voy fuera de mi mente, la forma en que me tratas es un maldito crimen… Pero entonces me sonríes y todo vuelve a estar bien, contigo no hay intermedios.
Hay una parte en mí que
no quiere dejarte ir. Sigo diciendo que SI cuando mi mente dice que NO.
Yo y mi corazón tenemos problemas, no sé si debería
odiarte o extrañarte. Maldición, quisiera poder resistirme. No puedo decidir si debería abofetearte o besarte. Lo que siento por ti aún sigue vivo. Sigo construyendo muros alrededor de mi corazón, pero entonces te miro y todo se derrumba. ¿Por qué evitarlo? , no puedo esconderlo. Confusión, ilusión. Aún no sé que camino tomar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario