Si dices algo, es porque lo dices. Si callas, es porque callas. Si juzgas, es porque juzgas. Si mientes es porque mientes. Si dices la verdad, es porque dices la verdad. Ya nada parece satisfacer. Hay personas que le temen a la palabra del otro y no muestran como realmente.
Personas que te juzgan por tu forma de ser y ni te conocen como sos. 
Se dejan engañar por apariencias.
Personas asi, no valen la pena escucharlas, porque son tan ciegas, que pueden estar señalando  de mala manera, y no tener razón. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario